Andalucia impuesto de sucesiones

Impuesto de sucesiones en andalucía tras el brexit

A partir del 1 de enero de 2018, entraron en vigor importantes cambios en la desgravación del impuesto de sucesiones en Andalucía. Estos cambios afectan tanto a los expatriados que residen en la región, como a los no residentes que poseen activos como casas de vacaciones aquí.
La generosa medida de la Junta de Andalucía eleva la bonificación del impuesto de sucesiones a 1 millón de euros, cuando los herederos que reciban los bienes de un familiar directo fallecido, se clasifiquen en los grupos de parentesco I y II, es decir, cónyuges, hijos, nietos y padres.    Para este grupo de beneficiarios, no habrá impuesto de sucesiones (Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones), cuando la suma de los bienes recibidos no supere este nuevo umbral de 1 millón.
Este cambio, que es esencialmente político – el partido Cuidanos dando su apoyo al partido socialista PSOE a cambio de ciertos compromisos a su agenda, (es decir, en este caso hacer la ley de Herencias menos punitiva) se trata de alinear Andalucía con otras regiones de España como Madrid y Valencia, donde no se paga el impuesto de sucesiones.

Impuesto de sucesiones catalán

La provincia española de Andalucía era muy conocida por sus elevadas tasas de impuesto de sucesiones. Dado que las autoridades fiscales evaluaban el impuesto de sucesiones sobre el valor teórico de las propiedades en cuestión (independientemente del valor de mercado) y algunas propiedades en Andalucía son difíciles de vender, muchas familias renunciaron a sus herencias porque no podían pagar el impuesto de sucesiones adeudado.
Sin embargo, en enero de 2019, el nuevo gobierno de centro-derecha de Andalucía acordó cambiar las leyes del impuesto de sucesiones de tal manera que prácticamente se elimina el impuesto de sucesiones, excepto en algunos casos que se examinarán con más detalle a continuación. Este cambio radical es el resultado de una larga campaña iniciada por activistas políticos.
Los cambios en el impuesto de sucesiones pretenden convertir a Andalucía en una jurisdicción fiscalmente favorable y atractiva para los inversores locales y extranjeros. Los cambios en Andalucía están en consonancia con reformas fiscales similares en otras regiones de España (por ejemplo, Baleares, País Vasco, Canarias, Cataluña, La Rioja, Madrid, Navarra y Valencia).

Impuesto sobre donaciones en andalucía

Las diecisiete comunidades autónomas en España tienen diferentes impuestos a pagar por los herederos que heredan bienes, así como ciertas bonificaciones y tenemos un resumen de los mismos a continuación. A continuación se muestran las tablas utilizadas para calcular el impuesto de sucesiones español.
La siguiente tabla es relevante para determinar el nivel del impuesto de sucesiones a pagar en España, sin embargo cada región tiene sus propios cálculos separados que los herederos y albaceas deben tener en cuenta al calcular cualquier impuesto. Por ejemplo: Andalucía, Canarias, Valencia, Murcia, Baleares y Cataluña.

La ley española cuando alguien fallece

Aunque las normas de la herencia son válidas para toda España, el impuesto de sucesiones tiene un tratamiento diferente en cada uno de los 17 estados autónomos. Andalucía, donde se encuentra nuestro bufete, tiene unas condiciones relativamente buenas para los herederos en cuanto al impuesto de sucesiones.
La Agencia Tributaria española tiene en cuenta varios criterios para determinar si hay que pagar el impuesto de sucesiones sobre los bienes españoles y en qué medida. Tenga en cuenta que esta información sólo se refiere a las normas fiscales en España. Es posible que su propio país le exija declarar también la herencia en función de la residencia fiscal del fallecido. Además, incluso si alguien no tiene que pagar el impuesto en España, la declaración debe hacerse antes de que la propiedad pueda ser inscrita a los nuevos nombres. Esto puede hacerse a través de las escrituras de herencia españolas o -en algunos casos- del Certificado Sucesorio Europeo.
Todos los herederos oficialmente no emparentados pagan el porcentaje más alto del impuesto de sucesiones en la casilla IV sobre el valor fiscal y este impuesto también es progresivo. Este grupo está formado por los amigos, los hijos no adoptados (la adopción sólo puede hacerse hasta los 18 años) y las parejas de hecho que no estén inscritas en el Registro de Pareja de Hecho español.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad