bajo el sol

    Crossing the Line cuenta la historia del último desertor estadounidense en Corea del Norte, James Joseph Dresnok. Es una historia de deserción, secuestro, amor e intriga política, todo ello ambientado y plasmado en el país más secreto e inaccesible del planeta: Corea del Norte.
    En primer lugar. En segundo lugar. Sin embargo. En conclusión. Por otra parte la película lanzada, porque es un éxito. Sin embargo. En conclusión. Del mismo modo. Por lo tanto. En otras palabras. Por ejemplo. Además, después de eso Crossing the Line.
    En 1962, un soldado estadounidense enviado a custodiar la paz en Corea del Sur desertó de su unidad, atravesó la zona más fortificada del planeta y desertó al enemigo de la Guerra Fría, el estado comunista de Corea del Norte. A continuación, simplemente desapareció de la faz del mundo conocido. Se convirtió en una codiciada estrella de la maquinaria propagandística norcoreana, y encontró la fama actuando en películas, encasillado como un malvado americano. Utiliza el coreano como idioma cotidiano. Tiene tres hijos de dos esposas. Ha vivido en Corea del Norte el doble de tiempo que en Estados Unidos. En un tiempo, había cuatro estadounidenses viviendo en Corea del Norte. Hoy sólo queda uno. Ahora, después de 45 años, se cuenta la historia del camarada Joe, el último desertor estadounidense en Corea del Norte.

    la entrevista

    Durante décadas, Corea y su pueblo trabajaron bajo el dominio imperialista japonés. Pero en 1912, en un pequeño pueblo de las afueras de Pyongyang, nace un niño: Kim Il Sung, coincidiendo con un presagio de la perdición del imperialismo. Esta es la historia de cómo un guerrillero desconocido asciende al poder, toma el control total de su país y se convierte en un dios a los ojos de su pueblo. Contado a través de testimonios de primera mano y de un archivo cuidadosamente conservado, «El reino de los Kim» explora los primeros días de Sung en el poder, cómo inicia la Guerra de Corea, establece gulags para todo aquel que pueda ser «hostil», intenta asesinar al Presidente de Corea del Sur y juega un peligroso juego de habilidad con Estados Unidos, incluyendo la captura de un barco de la Armada estadounidense -el USS Pueblo- tomando prisioneros a marineros estadounidenses, y los infames asesinatos con hachas en la Zona Desmilitarizada.
    Desgranando la singular relación padre-hijo de los Kim, «El hijo de Dios» sigue el declive de Kim Il Sung y el ascenso de su hijo, Kim Jong Il. Jong es un improbable sucesor de su padre. No es un militar, sino que está obsesionado con el cine, especialmente con las películas de James Bond. «El hijo de Dios» cuenta la historia de cómo utiliza el cine y la propaganda para ganarse la aprobación de su padre, y el poder.  A Jong no sólo le gustaban las películas de James Bond, sino que éstas influyeron en su comportamiento al tratar de imitar a un villano Bond de la vida real.  Comenzando en la década de 1970, esta película explora el ascenso al poder de Jong como heredero de Corea del Norte, profundizando en incidentes cruciales como el secuestro de los cineastas Choi Eun Hee y Shin Sang Ok; el intento de asesinato del presidente de Corea del Sur; y la campaña de terror llevada a cabo por Corea del Norte, como el atentado de la Aerolínea Coreana por Kim Hyon Hui, en la preparación de los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988.

    amigos de kim

    Con motivo del segundo aniversario de la apertura del Centro de Documentación y Archivos de Derechos Humanos de Corea del Norte, la NHRCK realizó un documental titulado «¿Estás escuchando nuestras historias?» para dar a conocer las graves violaciones de los derechos humanos en Corea del Norte.
    La película, de 30 minutos de duración, arroja luz sobre cuatro grandes problemas de derechos humanos en Corea del Norte: los campos de prisioneros políticos, los reformatorios, la repatriación forzosa y otros tres problemas urgentes de derechos humanos (prisioneros de guerra, secuestrados, familias separadas) en Corea del Norte, con el fin de llamar la atención y realizar esfuerzos para solucionarlos.
    La película, narrada por el embajador de derechos humanos de la NHRCK, Kim Ho Jin, es una recopilación de entrevistas de desertores norcoreanos que el Centro de Documentación y Archivos de Derechos Humanos de Corea del Norte ha recogido desde su creación el 15 de marzo de 2011.

    el topo: de incógnito en corea del norte…

    El cine de Corea del Norte comenzó con la división de Corea y se ha mantenido desde entonces gracias a la dinastía gobernante Kim. Kim Il-sung y su sucesor Kim Jong-il eran cinéfilos y trataron de producir películas de propaganda basadas en la ideología Juche.
    El principal productor de largometrajes de Corea del Norte es el Estudio Cinematográfico de Corea, un estudio estatal fundado en 1947 y situado en las afueras de Pyongyang. Otros estudios cinematográficos norcoreanos son el Estudio de Cine Documental de Corea (fundado en 1946), el Estudio de Cine 25 de Abril del Ejército Popular de Corea (fundado en 1959 y anteriormente conocido como Estudio de Cine 8 de Febrero) y el Estudio de Cine Científico y Educativo de Corea (fundado en 1953 y también conocido como Casa de Producción de Cine Infantil 26 de Abril, y Ciencia Educativa de Corea, o SEK)[1] Estos estudios producen largometrajes, documentales, películas de animación, películas infantiles y películas científicas. Según un informe de 1992, el Estudio de Largometrajes de Corea producía unas cuarenta películas al año, mientras que los otros estudios sumaban otras cuarenta[2].

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad