Problemas del sistema sanitario español

    ReferenciasDescargar referenciasAgradecimientosLos autores desean agradecer la colaboración del grupo de investigación Atlas VPM (http://www.atlasvpm.org) y de las autoridades de datos que nos permitieron acceder a los datos utilizados en este estudio.  Los autores también desean agradecer al profesor Andreu Sansó Rosselló sus observaciones y orientaciones extremadamente útiles sobre los métodos analíticos utilizados en este trabajo.
    Este manuscrito forma parte de los trabajos desarrollados en la subvención nacional ECO2017-83771-C3-2-R destinada a la Investigación, Desarrollo e Innovación orientada a los retos de la sociedad. Manuel Ridao-López está parcialmente financiado por una beca pública de concurrencia competitiva (RD16/0001/0007) como parte de la red de Investigación en Servicios de Salud en Pacientes Crónicos (REDISSEC). Los financiadores, ambos organismos públicos de ámbito nacional, no tuvieron ningún papel en el diseño del estudio, la recogida y análisis de datos, la decisión de publicar o la preparación del manuscrito.
    Información de los autoresAfiliacionesAutoresContribucionesRL, CM y BD conceptualizaron el estudio y participaron directamente en la validación posterior de los resultados. RL y ML proporcionaron las tareas de gestión de datos y la evaluación de la calidad de los datos antes de ejecutar el análisis. CM se encargó de la metodología y analizó los datos. RL y CM prepararon el borrador original. BD supervisó todo el proceso. Y, todos los autores revisaron, editaron y aprobaron el manuscrito final para su presentación y aceptan la responsabilidad pública del mismo.Autor correspondienteCorrespondencia a

    Calidad de la asistencia sanitaria en españa

    El objetivo de este artículo es analizar las raíces de la reforma sanitaria española que tuvo lugar una vez muerto el dictador, el general Franco, en 1975. Tras contextualizar el lugar que ocupa España en el desarrollo de los sistemas sanitarios occidentales, se evalúan tres elementos clave y su influencia en la medicalización de la sociedad española. El primero es el impacto económico, social y cultural de la introducción del Seguro Obligatorio de Enfermedad (SOE), que entró en vigor en 1944 y fue sustituido posteriormente por la Seguridad Social en 1967. En segundo lugar, describimos algunas de las claves para entender mejor el predominio del hospital en el sistema sanitario, que se consolidó con la Ley General de Sanidad aprobada en 1986, a pesar de su énfasis en la atención sanitaria comunitaria. En tercer lugar, nos planteamos el problema del acceso a la sanidad en las zonas rurales en los años 1940-1960, cuando coexistían la red de médicos locales y el SOE.
    2El sistema sanitario público fue quizás el logro más significativo de la transición a la democracia que siguió a la muerte de Franco, tan importante como el desarrollo de las infraestructuras viarias y ferroviarias. De hecho, en los resultados de las encuestas actuales sobre temas sociales, el sistema sanitario no suele figurar como preocupación principal (Centro de Investigaciones Sociológicas, 2018: 4). Se cree -y probablemente con razón- que el sistema satisface las necesidades de la población, aunque los recortes sanitarios de los últimos años han suscitado preocupación por las listas de espera y la privatización de centros sanitarios en algunas regiones. El hecho de que el sistema sanitario público no suela estar en el primer plano del debate político ha llevado, con toda probabilidad, a los historiadores de la Transición a ignorarlo.

    Sistema sanitario español 2020

    El gasto sanitario mide el consumo final de bienes y servicios sanitarios (es decir, el gasto sanitario corriente), incluyendo la asistencia sanitaria personal (cuidados curativos, cuidados de rehabilitación, cuidados de larga duración, servicios auxiliares y bienes médicos) y los servicios colectivos (servicios de prevención y salud pública, así como la administración sanitaria), pero excluyendo el gasto en inversiones. La asistencia sanitaria se financia a través de una combinación de mecanismos de financiación que incluyen el gasto público y el seguro sanitario obligatorio (“Gobierno/obligatorio”), así como el seguro sanitario voluntario y los fondos privados, como los pagos de bolsillo de los hogares, las ONG y las empresas privadas (“Voluntario”). Este indicador se presenta como un total y por tipo de financiación (“Gobierno/obligatorio”, “Voluntario”, “De bolsillo”) y se mide como una parte del PIB, como una parte del gasto sanitario total y en USD per cápita (utilizando las PPA de toda la economía).
    El gasto sanitario mide el consumo final de bienes y servicios sanitarios (es decir, el gasto sanitario corriente), incluyendo la asistencia sanitaria personal (cuidados curativos, cuidados de rehabilitación, cuidados de larga duración, servicios auxiliares y bienes médicos) y los servicios colectivos (servicios de prevención y salud pública, así como la administración sanitaria), pero excluyendo el gasto en inversiones. La asistencia sanitaria se financia a través de una combinación de mecanismos de financiación que incluyen el gasto público y el seguro sanitario obligatorio (“Gobierno/obligatorio”), así como el seguro sanitario voluntario y los fondos privados, como los pagos de bolsillo de los hogares, las ONG y las empresas privadas (“Voluntario”). Este indicador se presenta como un total y por tipo de financiación (“Gobierno/obligatorio”, “Voluntario”, “De bolsillo”) y se mide como una parte del PIB, como una parte o

    Ventajas e inconvenientes del sistema sanitario español

    El sistema se financia con fondos públicos -la sanidad es una prestación no contributiva financiada con los impuestos generales e incluida en los presupuestos generales de cada Comunidad Autónoma- y se estructura en dos niveles asistenciales, la atención primaria y la especializada.
    Bajo un funcionamiento descentralizado, las 17 Comunidades Autónomas españolas pueden establecer su respectivo paquete de prestaciones, que debe incluir todos los servicios básicos que deben tener garantizados todos los usuarios del SNS.
    El Sistema Sanitario Público español tiene un enorme déficit, lo que, unido a la actual crisis de déficit público español, ha empujado al Ministerio de Sanidad a adoptar recortes de gasto, y se esperan nuevos recortes.
    Según el influyente British Medical Journal, las reformas del gobierno español podrían llevar al desmantelamiento de gran parte del sistema sanitario del país, lo que implicará “efectos potencialmente adversos para la salud de los españoles”.
    El estudio, dirigido por la doctora Helena Legido-Quigley, catedrática de salud global de la London School of Hygiene & Tropical Medicine, concluye que los recortes afectan con especial preocupación a los ancianos, los discapacitados y los enfermos mentales. Los investigadores también afirman que se ha producido un aumento significativo de la depresión, el alcoholismo y el suicidio desde que comenzó la crisis y se disparó el desempleo (24% a finales de 2013).

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad