alienación del yo

    La teoría de la alienación de Karl Marx describe la alienación social (en alemán: Entfremdung, lit. ‘extrañamiento’) de las personas de los aspectos de su naturaleza humana (Gattungswesen, ‘esencia de la especie’) como consecuencia de vivir en una sociedad de clases sociales estratificadas. La alienación del yo es una consecuencia de ser una parte mecanizada de una clase social, cuya condición aleja a la persona de su humanidad[1].
    La base teórica de la alienación dentro del modo de producción capitalista es que el trabajador pierde invariablemente la capacidad de determinar la vida y el destino cuando se le priva del derecho a pensarse (concebirse) a sí mismo como director de sus propias acciones; a determinar el carácter de dichas acciones; a definir las relaciones con otras personas; y a poseer los elementos de valor de los bienes y servicios, producidos por su propio trabajo. Aunque el trabajador es un ser humano autónomo y autorrealizado, como entidad económica este trabajador es dirigido a objetivos y desviado a actividades que son dictadas por la burguesía -que es dueña de los medios de producción- para extraer del trabajador la máxima cantidad de plusvalía en el curso de la competencia empresarial entre industriales.

    marx y la alienación en la sociedad contemporánea

    La alienación del trabajo que tiene lugar específicamente en la sociedad capitalista se describe a veces erróneamente como cuatro tipos o formas distintas de alienación. Se trata, por el contrario, de una única realidad total que puede ser analizada desde distintos puntos de vista.    En los Manuscritos económicos y filosóficos, Marx analiza cuatro aspectos de la alienación del trabajo, tal como se produce en la sociedad capitalista: uno es la alienación del producto del trabajo; otro es la alienación de la actividad del trabajo; un tercero es la alienación de la propia humanidad específica; y un cuarto es la alienación de los demás, de la sociedad. Este cuádruple desglose de la alienación no tiene ningún misterio. Se desprende de la idea de que todos los actos de trabajo implican una actividad de algún tipo que produce un objeto de algún tipo, realizado por un ser humano (no un animal de trabajo o una máquina) en algún tipo de contexto social.
    La alienación en general, en el nivel más abstracto, puede considerarse como una cesión de control a través de la separación de un atributo esencial del yo y, más concretamente, la separación de un actor o agente de las condiciones de una agencia significativa. En la sociedad capitalista, la separación más importante, la que en última instancia subyace a muchas, si no a la mayoría de las otras formas, es la separación de la mayoría de los productores de los medios de producción. La mayoría de la gente no es dueña de los medios necesarios para producir cosas. Es decir, no son dueños de los medios necesarios para producir y reproducir sus vidas. En cambio, los medios de producción son propiedad de unos pocos. La mayoría de la gente sólo tiene acceso a los medios de producción cuando son empleados por los propietarios de los medios de producción para producir en condiciones que los propios productores no determinan.

    karl marx teoría de la alienación pdf

    La teoría de la alienación de Karl Marx describe la alienación social (en alemán: Entfremdung, lit. ‘extrañamiento’) de las personas de los aspectos de su naturaleza humana (Gattungswesen, ‘esencia de la especie’) como consecuencia de vivir en una sociedad de clases sociales estratificadas. La alienación del yo es una consecuencia de ser una parte mecanizada de una clase social, cuya condición aleja a la persona de su humanidad[1].
    La base teórica de la alienación dentro del modo de producción capitalista es que el trabajador pierde invariablemente la capacidad de determinar la vida y el destino cuando se le priva del derecho a pensarse (concebirse) a sí mismo como director de sus propias acciones; a determinar el carácter de dichas acciones; a definir las relaciones con otras personas; y a poseer los elementos de valor de los bienes y servicios, producidos por su propio trabajo. Aunque el trabajador es un ser humano autónomo y autorrealizado, como entidad económica este trabajador es dirigido a objetivos y desviado a actividades que son dictadas por la burguesía -que es dueña de los medios de producción- para extraer del trabajador la máxima cantidad de plusvalía en el curso de la competencia empresarial entre industriales.

    ensayo sobre la alienación de karl marx

    La teoría de la alienación de Karl Marx describe la alienación social (en alemán: Entfremdung, lit. ‘extrañamiento’) de las personas de los aspectos de su naturaleza humana (Gattungswesen, ‘esencia de la especie’) como consecuencia de vivir en una sociedad de clases sociales estratificadas. La alienación del yo es una consecuencia de ser una parte mecanizada de una clase social, cuya condición aleja a la persona de su humanidad[1].
    La base teórica de la alienación dentro del modo de producción capitalista es que el trabajador pierde invariablemente la capacidad de determinar la vida y el destino cuando se le priva del derecho a pensarse (concebirse) a sí mismo como director de sus propias acciones; a determinar el carácter de dichas acciones; a definir las relaciones con otras personas; y a poseer los elementos de valor de los bienes y servicios, producidos por su propio trabajo. Aunque el trabajador es un ser humano autónomo y autorrealizado, como entidad económica este trabajador es dirigido a objetivos y desviado a actividades que son dictadas por la burguesía -que es dueña de los medios de producción- para extraer del trabajador la máxima cantidad de plusvalía en el curso de la competencia empresarial entre industriales.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad