Musica para poner en videos

    Google play music

    Elige entre el modo canción y el modo vídeoCon una suscripción a YouTube Music Premium, puedes elegir si quieres escuchar tu música o disfrutar de la experiencia de los vídeos musicales con una suscripción a YouTube Music Premium. En el modo canción, puedes escuchar la música sin cargar un vídeo. Esto te permite disfrutar continuamente de la música de tus artistas favoritos, incluso si tienes problemas de conectividad o de reproducción de vídeo. En el modo de vídeo, el vídeo musical se reproducirá siempre que haya uno disponible, lo que te permitirá disfrutar de una experiencia de escucha y visualización completa.
    Nota: También puedes escuchar álbumes completos independientemente de si algunas canciones del álbum tienen vídeos de YouTube o no. Si una canción no tiene un vídeo musical que la acompañe, se reproducirá la versión de audio en su lugar.

    Ver más

    Reproducir música en segundo planoPuedes escuchar música sin interrupciones mientras utilizas otras aplicaciones o cuando tu pantalla está apagada, con una suscripción a YouTube Music Premium.  Empieza a escuchar una canción o una emisora de radio y luego utiliza otras aplicaciones o apaga la pantalla.
    YouTube Music se centra en el descubrimiento de música de uno de los catálogos musicales más ricos del mundo. Hemos trabajado mucho para crear una experiencia con publicidad, ofreciendo la posibilidad de buscar y reproducir cualquier canción a la carta.
    La combinación de música a la carta y reproducción en segundo plano se considera en gran medida una función de escucha de música premium reservada a los servicios de pago. Con esta combinación, hemos hecho que la reproducción en segundo plano, sin anuncios, el modo de audio y la posibilidad de descargar vídeos sin conexión formen parte de la suscripción a YouTube Music Premium. Cuando te haces miembro, estás ayudando a apoyar a los artistas que te gustan, a la vez que desbloqueas fantásticas funciones.

    Wikipedia

    En la madrugada del 1 de agosto de 1981, alguien que hojeaba los canales podía encontrarse con la imagen de un cohete que salía al espacio. La imagen familiar de Neil Armstrong saliendo de su módulo lunar y caminando por la luna llenaría la pantalla del televisor. Y entonces oirían una voz en off, con toda la suavidad de un disc-jockey de FM: «Señoras y señores, rock & roll». Y entonces se oían los acordes de la música y una bandera con el logotipo de la cadena -algo llamado MTV- que cambiaba rápidamente de colores y diseños. No era un canal de noticias; era «Televisión Musical». Si seguían sintonizando, verían clips y escucharían a los VJs hablar de traer lo último en videos musicales. En este punto, los espectadores podrían tener algunas preguntas, como: ¿Esto es como una emisora de radio en la televisión? ¿Qué es un «VJ»? ¿Y qué demonios es un «vídeo musical»?
    Un año después, nadie se hacía esta última pregunta. Prácticamente todo el mundo sabía lo que era un vídeo musical y quería su MTV. La cadena revolucionó la industria musical, inspiró una multitud de programas de imitación, hizo muchas carreras y rompió más de una. Géneros y subgéneros enteros -desde el hip-hop hasta el grunge, pasando por el pop de bandas de chicos o el nu metal- se convirtieron en la corriente principal. El formato demostró ser tan duradero que, cuando la MTV decidió cambiar las cosas y dedicar su tiempo de emisión a los concursos, los realities y las series con guiones, cerrando así el principal canal de estas promociones, los artistas siguieron haciéndolas. Internet no tardó en llenar el vacío. Cuatro décadas después del lanzamiento del canal y mucho después de que dejara de emitirlos, los vídeos musicales siguen complementando las canciones, creando mitologías y provocando charlas y polémicas. Ya no queremos nuestra MTV. Seguimos queriendo nuestros vídeos musicales.

    Música de google

    Si hay un vídeo disponible, la parte superior de la pantalla de la aplicación tendrá ahora dos botones que dicen «canción» y «vídeo». Al pulsar «vídeo» se debería pasar al vídeo musical oficial de la canción sin ningún tipo de contratiempo o pausa. Si pulsas «canción», volverás a ver solo el audio y la carátula de la canción. Todo está sincronizado con el tiempo, por lo que si cambias en medio de una canción, saltarás al punto correspondiente del vídeo. Si quieres quedarte sólo con el audio, ve a la configuración y desactiva la opción de vídeo musical marcando «no reproducir vídeos musicales».
    YouTube dice que ha emparejado más de cinco millones de vídeos musicales con canciones para esta función. YouTube ya es el lugar donde se encuentran la mayoría de los vídeos musicales oficiales, y esto ofrece una manera increíblemente fácil de echar un vistazo a una canción sin tener que hacer ningún tipo de búsqueda por separado.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad