comentarios

    Si su oro no brilla, no vale la pena llevarlo. Se sabe que con el tiempo el oro se opaca, se empaña y se mancha. Pero una limpieza periódica debería sacar a relucir su brillo. A continuación te explicamos cómo mantener el oro brillante.
    El objetivo del oro es su brillo. Aunque no se deslustra como la plata, con el tiempo el oro desarrolla una película sucia y aceitosa debido a las lociones, los polvos, los jabones y los aceites de la piel. Además, el oro aleado con otros metales, como el cobre, la plata o el níquel, puede empañarse y mancharse. Para reavivar el brillo de tus joyas de oro, límpialas regularmente.
    El método más suave para limpiar el oro -y también el más fácil y económico- es mezclar un recipiente con agua tibia y un poco de líquido lavavajillas para obtener una solución jabonosa. Sumerge brevemente las joyas de oro y luego frota suavemente las grietas y los detalles del diseño con un cepillo de dientes suave o un cepillo de cejas. Coloque las joyas en un colador de alambre y aclárelas bajo el grifo de agua caliente (véase más abajo). Sécalas con un paño de gamuza. (Si no, cualquier paño de algodón limpio, blanco y suave servirá).

    productos químicos para la limpieza del oro

    Mantenga sus joyas de oro alejadas de productos químicos agresivos como el cloro y los líquidos de limpieza. Esto reducirá las abrasiones diarias y prolongará el brillo del oro. Para limpiar las joyas de oro, utilice una solución de agua tibia y jabón sin detergente y lave el oro suavemente con un cepillo de cerdas suaves (un cepillo de dientes sin filo funciona bien).
    La joyería fina es una posesión preciosa que está diseñada y elaborada para durar toda la vida. Sin embargo, es necesario un cuidado adecuado para asegurar la calidad duradera de sus joyas. A continuación le ofrecemos unas sencillas pautas básicas para el cuidado y la limpieza de sus joyas:
    Compruebe el engaste de sus joyas para asegurarse de que están bien sujetas. Si empieza a frotar una piedra suelta puede dañar o incluso perder una pieza. Elimine el polvo tanto de las joyas como de la ropa de limpieza. El polvo puede provocar ligeros arañazos durante el proceso de limpieza. Si no dispone de un paño para joyas, utilice un paño de algodón o franela y agítelo bien para eliminar el polvo suelto.
    Puedes limpiar el oro con agua y jabón, pero funciona mejor en piezas de oro lisas y sin otras piedras preciosas (como un collar de oro liso o un anillo sencillo). Para limpiar tu oro con agua y jabón, llena un pequeño recipiente con agua tibia -no caliente- y unas gotas de un jabón suave para platos. Introduce las joyas en la mezcla de agua y jabón y deja las piezas en remojo durante unos 20 minutos. Después de remojarlas, utiliza un paño de algodón limpio y seco para secarlas, y deja que se sequen completamente en una toalla antes de volver a usarlas.

    limpiador de joyas connoisse…

    Cómo limpiar las joyas de oroYa sea que se trate de algo que use todos los días o de una pieza para una ocasión especial, no hay nada peor que notar que sus joyas de oro favoritas comienzan a empañarse.    Cuando el brillo empieza a desvanecerse y las piedras preciosas pierden su destello, no pasa mucho tiempo antes de que su accesorio preferido quede relegado al fondo de un cajón.    Pero no te preocupes, no dejaremos que eso ocurra. Con un poco de paciencia y un poco de conocimiento experto, podemos revivir su collar, pulsera o anillo de oro y devolverle su antigua gloria en poco tiempo.
    El oro puro no se empaña.    Entonces, ¿por qué mi oro se vuelve opaco o negro?    Pues bien, lo más probable es que se deba a que las joyas que posee no son de oro puro de 24 quilates.    El oro en su forma pura es extremadamente blando y también caro, por lo que a menudo se mezcla con otros metales para darle un acabado más duradero y un precio más asequible.    Los componentes más comunes son el cobre, el níquel y el zinc, gracias a sus propiedades duraderas, que, combinados con el oro de 24 quilates, dan lugar a las variaciones de oro que conocemos, como el de 18 quilates, el de 14 quilates y el de 9 quilates.

    solución para la limpieza del oro

    Para mantener sus mejores joyas como nuevas, hemos hablado con algunos Gemólogos para encontrar algunos consejos de limpieza que no sólo harán que sus joyas estén brillantes y relucientes, sino que las protegerán de posibles daños. Queremos que pueda mantener sus piezas favoritas con un aspecto impecable durante años o incluso décadas.
    Cada tipo de joya requiere un tipo de técnica diferente. Siguiendo estos consejos, mantendrá sus piezas de diamantes, piedras preciosas, perlas, oro y platino preciosas y mantendrá sus joyas en las mejores condiciones, para que sigan siendo bellas durante años, décadas… durante generaciones.
    Los diamantes son las piedras preciosas más populares del mundo debido a su incomparable brillo. Se encuentran en casa en pendientes, pulseras, collares y, por supuesto, anillos. Para limpiar correctamente los anillos de compromiso de diamantes, hay que seguir algunos pasos, ya que deben soportar los rigores del uso diario, como los aceites, el sudor y el polvo.
    Aunque los diamantes son algunos de los materiales más fuertes y duros de la tierra, si no se cuidan, siguen siendo susceptibles de sufrir daños. Sin embargo, no es la piedra la que está en peligro inmediato, sino el engaste del diamante. Pero incluso el diamante puede perder parte de su magnífico brillo si no se limpia con regularidad. La mejor mezcla de solución limpiadora para los diamantes es amoníaco o detergente suave para platos con agua. La proporción de esta solución debe ser de un cuarto de taza de amoníaco por una taza de agua tibia.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad