película 23f

    Golpe de Estado español de 1981Parte de la transición española a la democraciaSalón de Plenos del Congreso de los Diputados (cámara baja de la legislatura española), en Madrid, donde un grupo de guardias civiles, dirigidos por Antonio Tejero, irrumpió violentamente.Fecha23-24 de febrero de 1981LugarMadrid y ValenciaResultado
    El 13 de febrero la tensión llega a su punto álgido al conocerse la noticia de la tortura y muerte en Carabanchel de José Ignacio Arregui, miembro del movimiento nacionalista vasco ETA, que llevaba 10 días incomunicado en la Dirección General de Seguridad[1]. El gobierno despidió entonces a varios jefes de policía, mientras que en el Ministerio del Interior se produjeron dimisiones en solidaridad con los torturadores. El periódico El Alcázar juzgó la actuación del Gobierno como una muestra de debilidad que debía ser atajada.
    En este contexto extraordinario, Calvo Sotelo presentó su propuesta de gobierno el 18 de febrero, pero, en la votación del Congreso del día 20, no obtuvo la mayoría necesaria para ser confirmado como Presidente del Gobierno, por lo que se programó una nueva votación para el día 23: el día que los conspiradores habían elegido para su intento de golpe. Tal y como estaba previsto, el golpe contaría con Tejero y el general Jaime Milans del Bosch como principales instigadores, con un papel menor del general Alfonso Armada, hombre de confianza del rey Juan Carlos I.

    golpe de estado

    El Rey Juan Carlos de España anunció el lunes que abdicará del trono en favor de su hijo. Los motivos son el deterioro de su salud y el descenso de su popularidad ante algunos escándalos relacionados con su yerno. Independientemente de ello, Juan Carlos destaca entre los monarcas europeos modernos por haber desempeñado un papel importante y constructivo en el desarrollo político de su país, especialmente en la transición de España de la dictadura militar a la democracia parlamentaria a finales de los años 70 y principios de los 80.
    Su mejor momento fue el papel que desempeñó al ayudar a frustrar el intento de golpe de Estado de 1981 que ha pasado a la historia como el 23-F. El gobierno democrático de España se encontraba en un momento de crisis, cuando el teniente coronel Antonio Tejero Molina y unos 150 hombres armados de la Guardia Civil irrumpieron en el parlamento y desbarataron el intento de instalar un nuevo presidente del gobierno. Puede ver las imágenes aquí:
    Dirigiéndome a todos los españoles, con brevedad y concisión, en las extraordinarias circunstancias que estamos viviendo, pido a todos la mayor serenidad y confianza y os comunico que he dado a los Capitanes Generales del Ejército, de la Armada y del Aire la siguiente orden:

    significado del golpe de estado

    Hace casi 30 años, un teniente coronel Antonio Tejero, con bigote y orgulloso de llevar el uniforme y el brillante sombrero tricornio de la Guardia Civil, irrumpió en el hemiciclo del Parlamento español blandiendo una pistola. Así comenzó lo que los españoles llaman 23-F, el intento de golpe de estado del 23 de febrero de 1981. Los altos mandos de la guardia civil estaban tradicionalmente formados por militares, y Tejero era el cabecilla de una operación dirigida por militares contra la incipiente democracia española. El general Franco, el último de los dictadores europeos de la preguerra, había muerto cinco años y medio antes, todavía en el poder, y la monarquía parlamentaria que había instaurado el nuevo rey Juan Carlos I distaba mucho de ser sólida. Sin que los conspiradores lo supieran, los sucesos de la cámara fueron transmitidos en directo por la radio; también fueron filmados por las cámaras de televisión, lo que nos da unas imágenes que resultan familiares a cualquiera que se interese por la historia reciente de España. Recuerdo que me fascinaron las escenas dramáticas, aunque era sólo una colegiala con un incipiente interés por las lenguas modernas, y son uno de mis primeros recuerdos políticos.

    23-f

    Golpe de Estado español de 1981Parte de la transición española a la democraciaSalón de Plenos del Congreso de los Diputados (cámara baja de la legislatura española), en Madrid, donde un grupo de guardias civiles, dirigidos por Antonio Tejero, irrumpió violentamente.Fecha23-24 de febrero de 1981LugarMadrid y ValenciaResultado
    El 13 de febrero la tensión llega a su punto álgido al conocerse la noticia de la tortura y muerte en Carabanchel de José Ignacio Arregui, miembro del movimiento nacionalista vasco ETA, que llevaba 10 días incomunicado en la Dirección General de Seguridad[1]. El gobierno despidió entonces a varios jefes de policía, mientras que en el Ministerio del Interior se produjeron dimisiones en solidaridad con los torturadores. El periódico El Alcázar juzgó la actuación del Gobierno como una muestra de debilidad que debía ser atajada.
    En este contexto extraordinario, Calvo Sotelo presentó su propuesta de gobierno el 18 de febrero, pero, en la votación del Congreso del día 20, no obtuvo la mayoría necesaria para ser confirmado como Presidente del Gobierno, por lo que se programó una nueva votación para el día 23: el día que los conspiradores habían elegido para su intento de golpe. Tal y como estaba previsto, el golpe contaría con Tejero y el general Jaime Milans del Bosch como principales instigadores, con un papel menor del general Alfonso Armada, hombre de confianza del rey Juan Carlos I.

    Por admin

    Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
    Privacidad